De todos es sabido que la salud es lo más importante y a partir de una buena salud física y mental, podemos desarrollarnos como personas, como individuos, en la sociedad.

La prevención, en materia de salud, son las acciones que están destinadas a erradicar, minimizar o eliminar los daños que una enfermedad puede causarnos. Mediante la prevención, y en ello incluimos los cambios de hábitos de vida tales como hacer ejercicio, no fumar, tomar con moderación alimentos procesados, etc., reduciremos los factores de riesgo.

Los chequeos médicos rutinarios son un excelente arma para prevenir cierto tipo de enfermedades. Estos chequeos deben incluir un análisis de sangre como método para diagnosticar una enfermedad antes de que los síntomas más evidentes aparezcan.  De este modo, a partir de una simple analítica, se pueden conocer en estado más incipiente, enfermedades como la anemia, la diabetes, ciertas patologías biliares, o la existencia de algún tipo de cáncer.

Con esto, conseguimos iniciar tratamientos médicos más efectivos, anticiparnos a las consecuencias más graves de ciertas enfermedades, o controlar y superar las patologías más simples.

Lo recomendable, hoy por hoy, es someterse anualmente a una analítica anualmente, en el caso de personas sanas; y cuando se padece algún tipo de enfermedad, seguir la pauta marcada por el médico de familia o especialista que nos esté controlando habitualmente. Para ello, es importante visitar una clínica especializada, que cuente con los equipos de extracción necesarios y el personal sanitario adecuado, con el fin de poder ofrecer diversidad de pruebas sanguíneas, que aumenten la fiabilidad de las muestras y de los resultados obtenidos.

Además de los análisis de sangre, los de orina o heces, pueden completar un examen médico rutinario, obteniendo así, del paciente, los resultados más completos.

¿Qué debemos hacer antes de una analítica? Lo ideal es cumplir ciertas pautas para favorecer una correcta prueba de análisis.

  • Ayuno previo de 12 horas.
  • No haber ingerido bebidas alcohólicas al menos 48 horas antes.
  • No realizar una actividad física moderada o fuerte antes de la toma de muestras.
  • Avisar al personal sanitario de la medicación que se pueda estar tomando.
  • Para el caso de la orina, recoger la muestra de la primera hora de la mañana y tras un lavado genital con agua y jabón.
  • Recoger la muestra en frasco estéril.
  • No fumar antes ni durante la realización de la prueba.

En algunos casos, el médico verá oportuna la realización de cultivos con el fin de detectar microbios o bacterias en nuestro organismo, que nos estén provocando algún tipo de infección, que no pueda ser detectada mediante un análisis simple.

Deja un Comentario

Suscríbete a mi Newsletter


Nuestra Clínica

Siempre buscando tu bienestar.

Clínicas Medfyr
12 años cuidando de tu salud.

Nuestro Horarios

General (Lunes a Viernes):de 08.00 a 14.30de 16.00 a 21.00
Análisis Clínicos:CON CITA PREVIA

Contacto

Teléfono: 926 588 381
Síguenos en FacebookSíguenos en Instagram
Ampliar Información