El lenguaje oral supone el grado más alto en la evolución lingüística, siendo el ser humano el único ser vivo que lo posee. Su importancia es vital para la vida en sociedad y en las relaciones interpersonales. Las personas necesitamos poder comunicarnos a través del lenguaje para sentirnos social y afectivamente valorados.

El lenguaje se desarrolla en grupos sociales en los que previamente se ha establecido esta forma de comunicación y se aprende con la integración social, constituyendo el principal medio de información e integración cultural. De ahí su importancia para lograr este aspecto tan fundamental de nosotros como individuo, la socialización. También nos identifica dentro de un determinado grupo social.

El especialista dentro del ámbito de la medicina, que se encarga de diagnosticar, evaluar, prevenir y tratar los trastornos de la comunicación humana es el LOGOPEDA.

El logopeda puede tratar distintas dificultades comunicativas, como la disfemia (más conocido como tartamudez), o la falta de fluidez. Pero va mucho más allá, ayudando a mejorar los problemas derivados de la voz, el habla, el lenguaje o la audición.

Así mismo, un logopeda nos puede ayudar con otro tipo de problemas como la deglución, para que las personas podamos comer, beber y respirar de forma correcta y segura.

Dicho todo lo anterior, podemos dar una definición bastante amplia de lo que recoge el término logopeda: Es el profesional sanitario que centra su trabajo en la investigación, prevención, evaluación, intervención y prevención de los trastornos de la comunicación, el lenguaje oral, lenguaje escrito (lectura y escritura), el habla, la voz, la audición y de las funciones orales asociadas (respiración, masticación y deglución) mediante técnicas terapéuticas propias de su disciplina.

Un logopeda puede ayudarnos con los problemas derivados de una mala fonación, tales como formación de nódulos, afonía, etc… En caso de disfunciones del habla neurológicas derivadas de lesiones cerebrales, hace que se pueda mejorar o ralentizar el proceso de deterioro del lenguaje. En enfermedades como Parkinson, Alzheimer, multinfartos, etc., la función logopeda también puede retrasar o mejorar los procesos de pérdida de fluidez del lenguaje.

Para finalizar este blog, haremos una relación de las diversas patologías que esta rama de la medicina puede tratar:

  1. Apraxia del habla
  2. Afasia
  3. Disartria
  4. Disfagia
  5. Disfemia
  6. Trastornos de resonancia
  7. Trastornos respiratorios
  8. Trastornos de la voz
  9. Trastornos del lenguaje escrito (lectura y escritura)
  10. Trastornos del desarrollo del lenguaje o Trastorno específico del lenguaje
  11. Trastornos del habla
  12. Trastorno del espectro autista
  13. Síndromes genéticos
  14. Discapacidad intelectual
  15. Sobredotación intelectual
  16. Prematuridad con afectación del lenguaje
  17. Mutismo selectivo
  18. Ceguera
  19. Síndrome de Williams
  20. Parálisis cerebral
  21. Trastornos del aprendizaje
  22. Trastornos miofuncionales (deglución atípica, mal posicionamiento dentario)
  23. Pérdida de audición
  24. Trastornos del sistema de equilibrio
  25. Trastorno del procesamiento auditivo central
  26. Tinnitus
  27. Cáncer de cabeza y cuello
  28. Labio leporino y paladar hendido
  29. La traqueotomía y la dependencia del ventilador
  30. Demencia
  31. Parkinson
  32. Daño en el hemisferio derecho
  33. Daño cerebral sobrevenido (ictus…)
  34. Patologías con necesidades de comunicación aumentativa y alternativa
  35. Patologías de la voz profesional (docentes, cantantes…)
  36. Voz para población transgénero

Deja un Comentario

Suscríbete a mi Newsletter


Nuestra Clínica

Siempre buscando tu bienestar.

Clínicas Medfyr
12 años cuidando de tu salud.

Nuestro Horarios

General (Lunes a Viernes):de 08.00 a 14.30de 16.00 a 21.00
Análisis Clínicos:CON CITA PREVIA

Contacto

Teléfono: 926 588 381
Síguenos en FacebookSíguenos en Instagram
Ampliar Información